El martes pasado, en el moderno edificio Gaviota de la zona franca Parque de las Ciencias, se firmó un convenio de cooperación entre esta Institución y el Polo Tecnológico y Científico de Pando.

El convenio surgió a raíz de la gran demanda de personal técnico específico que genera Parque de las Ciencias por la gran afluencia de empresas del sector farmacéutico, biotecnológico y ciencias de la vida que han decidido invertir y establecerse en Uruguay para su comercio internacional.

A través del mismo, la institución -que forma parte de la Facultad de Química y promueve la investigación, desarrollo e innovación en áreas como química, biotecnología, nanotecnología, alimentos, medioambiente, química farmacéutica y química analítica, entre otras-, será la encargada de buscar y capacitar los recursos humanos calificados del área científica que demanden las empresas instaladas en la zona franca.

Hoy día en Parque de las Ciencias hay instaladas unas 17 compañías asociadas al sector farmacéutico (plantas manufactureras y laboratorios de I+D, entre otros) entre las que se destacan -y son las que requieren un gran volumen de personas altamente calificadas- Mega Pharma, Eriochem, Khairi & Westmor.

El convenio es una muestra de la cooperación eficiente entre instituciones público-privadas, y confirma a Canelones como un polo de desarrollo de conocimiento y tecnología.

A través de él se asegura a la provisión y capacitación de los recursos humanos calificados que serán necesarios cuando sus instalaciones estén prontas para funcionar. Además, se establece un asesoramiento y ejecución de proyectos y programas de investigación y desarrollo, asesoramiento mutuo y difusión de actividades, entre otras tareas.

Desde su inauguración en 2010, en Parque de las Ciencias se han invertido unos US$ 260 millones. Trabajan actualmente unas 210 personas y se espera que en 2014 se generen unos 475 puestos (solamente Mega Pharma proyecta 400 técnicos calificados, científicos químicos/bioquímicos, químicos farmacéuticos, doctorados, etcétera) y otros 150 a futuro, la gran mayoría personal altamente calificado -con posgrados en ciencias exactas, por ejemplo-, con sueldos por encima del promedio local.

Actualmente Mega Pharma está finalizando una planta farmacéutica que requiere una inversión total US$ 150 millones y un laboratorio de investigación y desarrollo. Eriochem comenzará a construir en enero una planta de oncológicos inyectables (inédita en el país y modelo para la región) que insumirá US$ 20 millones y empleará entre 75 y 100 técnicos calificados. Por su parte Khairi y Westmor abrirán entre este año y el próximo sus respectivas plantas que también significarán un número importante de trabajadores especializados.

Fuente: http://www.elpais.com.uy/el-empresario/canelones-se-reafirma-polo-cientifico.html